¿Cómo estudiar para un examen de admisión?

¿Mueres por entrar a esa universidad de tus sueños? Pues entonces, el primer paso es acreditar el examen de admisión. A través de esta prueba se seleccionan a los candidatos idóneos para ser los estudiantes de esa casa de estudios. Si tú ya hiciste tu proceso de selección y ya tienes la ficha del examen en tus manos ¡felicidades, ya diste el primer paso!

Examen de admisión 1

Ahora, lo que sigue, es prepararse para ese examen de admisión, realmente no es algo difícil, sólo que muchas veces los nervios y el estrés te hacen tener malas pasadas, así que por eso, decidimos crear estas líneas en las cuáles conocerás cómo debes estudiar para un examen de admisión. Recuerda que todo depende de ti, si le pones empeño y esfuerzo, seguro lo puedes lograr.

¿Cómo estudiar para un examen de admisión? Aquí te damos una guía paso a paso:

1. Haz una planificación

 

Examen de admisión 2

Lo primero y más importante es que éste es un examen que abarca muchas asignaturas, por lo cual, tendrás que dedicarle tiempo a cada una de ellas. Nuestra sugerencia, es que empieces viendo cuánto tiempo tienes desde ese día que ya sabes la fecha del examen de admisión y hagas una planeación, recuerda ser súper honesto y ponerte objetivos reales: cuántos días y horas a la semana estás dispuesto a dedicarle al estudio.

Lo más conveniente es que hagas un cronograma de estudio para tu examen de admisión, así será más fácil que vayas viendo tu progreso y siempre tengas en cuenta, por lo menos, una semana de “colchón” por cualquier cosa que pudiera suceder. Teniendo claro todo esto, será mucho más fácil organizarte.

2. De lo más difícil a lo más sencillo

Examen de admisión 3

Como lo leías en el apartado anterior, un examen de admisión contempla varias asignaturas, una prueba de admisión universitaria, generalmente evalúa las siguientes:

  • Biología
  • Historia universal
  • Historia de México
  • Literatura
  • Español
  • Geografía
  • Química
  • Física
  • Matemáticas
  • Filosofía

Como tendrás el suficiente tiempo para prepararte, nuestra recomendación es que consultes la guía de estudio (ésta te la debe de proporcionar tu universidad) y veas cuáles son los temas que más se te dificultan y esos comenzarlos a repasar; por ejemplo: si lo tuyo no son las fechas y movimientos históricos, comienza por ahí, ya que al tener tiempo para tu examen de admisión, puedes profundizar un poco más en los tópicos, esto también considéralo en tu cronograma para que así no te descontroles al momento de estudiar.

Una vez que ya los tengas más que dominados, entonces sí, ve pasando a los que resultan más sencillos para ti, en estos, no tendrás que detenerte tanto porque como ya los conoces, simplemente les tendrás que echar un vistazo, repasarlos para recordar los puntos más importantes ¡y listo! ya estarás pilas para tu examen de admisión.

3. Emplea técnicas de estudio

 

Examen de admisión 4

¿Te das cuenta que con estos consejos te estás organizando súper bien para tu examen de admisión?, bueno pues también recuerda que cuando estés estudiando para cada uno de ellos, un punto súper importante es tener técnicas de estudio que te ayuden a entender de una mejor forma los conocimientos de cada materia.

Ojo, cada técnica de estudio puede ser diferente por asignatura, por ejemplo, si para la materia de Biología te sirven más los mapas mentales, eso no quiere decir que  no tiene que ser la misma para Matemáticas, a lo mejor para esa asignatura tienes que hacer fichas de estudio. Recuerda que cada quién aprende de forma diferente, por lo que lo más importante es que tú mismo te sientas cómodo y te des cuenta que estás avanzando y asimilando los conocimientos.

4. Descansa y diviértete

Examen de admisión 5

Dentro de tu cronograma o time table, siempre incluye días para que puedas descansar; si pones 15 días consecutivos sin un descanso entre ellos, es probable que para unos días antes de tu examen de admisión te sientas súper cansado y ya no quieras continuar.

Nuestro tip para estos casos es que a lo mejor un día del fin de semana no veas absolutamente nada de lo que estás estudiando y lo dediques a otras cosas que te gusten y produzcan placer, como: ir al cine, ver una película, salir con tus amigos o tu pareja, etc, esto te ayudará a sentirte más motivado y con ganas de seguir aprendiendo.

5. Emplea algunos simuladores para “afinar tus conocimientos”

Examen de admisión 6

En Internet existen diferentes sitios que cuentan con simuladores para que así puedas conocer de mejor manera cómo va a ser el examen de admisión que vas a presentar. Incluso, algunas universidades cuando obtienes la ficha para tu examen, te ofrecen (por un costo extra) un simulador con las preguntas que pueden venir dentro de la prueba.

Si no tienes dinero para pagarlo, ¡no pasa nada! como lo leías, hay varias páginas en Internet que te pueden ayudar a este fin, de hecho, aquí te dejamos un link de un simulador para que lo revises y veas preguntas estándar para un examen de admisión. Te sugerimos que cuando lo hagas, sea cuando ya tengas un avance significativo en los temas que has repasado, ya que de lo contrario, seguramente tendrás varios errores y esto podría provocarte frustración.

Con este tipo de simuladores, podrás detectar cuáles son tus áreas de oportunidad en una prueba así y afinar los conocimientos que no estás aprendiendo del todo bien, ¡es súper recomendable!

6. Relájate y tranquilízate una noche antes

Examen de admisión 7

¿Mañana es la fecha esperada para ti? Pues tenemos dos cosas que decirte: la primera es ¡muchas felicidades! Porque seguramente trabajaste arduo para ese gran día y lo harás muy bien. La segunda es ¡relájate, por favor! Es natural que sientas nervios, pero trata de dominarlos, respira profundamente y confía mucho en ti.

Para nada te sugerimos que te pongas como loco tratando de asimilar todos los conocimientos una noche antes, te aseguramos que así ¡no conseguirás nada! Vete a la cama temprano, respira hondo y trata de relajarte lo más que puedas, duerme tranquilo y con la mejor actitud. Al día siguiente, levántate a buena hora para llegar sin contratiempos al lugar del examen de admisión, desayuna bien para que el hambre no te moleste mientras haces tu prueba ¡y listo!, confía mucho en ti, ¡tú sabes que puedes!

7. A la hora de la verdad, ¡no te estreses!

Y cuando estés realizando tu prueba, aquí te dejamos este video que podría servirte para organizarte mucho mejor y que los nervios no vayan a acabar contigo, son consejos muy sencillos pero realmente prácticos que te podrían servir.

¿Ya viste que no es tan difícil como creías? Todo es cuestión de un poco (o tal vez un “mucho”) de organización, dedicación y esfuerzo, que aparte ésa, es la clave para poder conseguir cualquier cosa que desees en la vida.

Recuerda que a todo esfuerzo siempre le corresponde una recompensa. Que nada te detenga y ¡a triunfar se ha dicho!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *