¿Cómo estudiar para un examen?

Si eres de los estudiantes que quieren saber cómo estudiar para un examen y conseguir resultados que se vean plasmados en sus calificaciones, aquí las vas a conocer.

¿Cuántas veces has pasado noches enteras en vela intentando estudiar todo el contenido de la materia, haces el examen y apuradamente lo pasas o incluso hasta lo has reprobado? Esta no es una técnica efectiva de estudiar para un examen.

Estudiar es mucho más fácil de lo que crees, todo es cuestión de un poco de constancia.
Estudiar es mucho más fácil de lo que crees, todo es cuestión de un poco de constancia.

 Entonces… ¿Cómo estudiar para mi examen?

 

Algunas técnicas resultan muy simples y muy lógicas, pero te diremos por qué suelen ser efectivas, ahora, también queremos aclararte que ninguna de ellas es mágica y sin poner el suficiente empeño vas a sacar una nota sobresaliente en tu examen, todo es cuestión de esfuerzo, empeño y mucha disciplina, ésa es la clave principal de cualquier éxito en la vida.

Pero bueno, no te vamos a marear, es momento que lo veas, tomes algunas notas y las comiences a aplicar en tu siguiente examen, te aseguramos que sí te darán los resultados que tú estás esperando, aquí las técnicas más efectivas para estudiar para un examen, ¡checa!

1. Aplica periodos cortos con descansos vs. periodos largos

Date tus gustos, alguna golosina entre las jornadas de estudio te mantendrá motivado.
Date tus gustos, alguna golosina entre las jornadas de estudio te mantendrá motivado.

Si es mucho el contenido que vas a estudiar y dices “en las siguientes cinco horas me voy a aprender todo esto” en automático estarás condicionando a tu cerebro a una larga jornada en la que seguramente se va a cansar y al final ya no asimiles la información. En cambio si empleas la técnica para estudiar para un examen en la que, a lo mejor sí son cinco horas, pero en pequeñas jornadas de estudio, en automático la carga para tu cerebro se aminorará.

Por ejemplo, puedes tomar mini jornadas de 50 minutos seguidos de estudio y después tomarte 10 minutos de descanso y hacer algo completamente diferente que te ayude a despejarte, incluso, puede ser una especie de “premio” por haberlo hecho bien, por ejemplo: comerte un chocolate, ver algún video en la computadora, salir a dar una vuelta, etc. Es un hecho que con esto, la carga se va a aminorar y tú te sentirás mucho más motivado, inténtalo, ¡sí da resultado!

2. ¡Cero distracciones! Una de las mejores técnicas para estudiar para un examen

 
Bye a la compu, redes sociales y ¡el celular!
Bye a la compu, redes sociales y ¡el celular!

¿Cuántas veces has dicho “voy a estudiar, pero primero veo mis redes sociales durante 10 minutos y ya me pongo a trabajar” y así se pasan 20, 30 y hasta 1 hora entera?, ¿te parece familiar?, entonces, tienes un serio problema con las distracciones. 

Para estudiar, necesitas que tu cerebro entre en concentración y esto se tarda aproximadamente un tiempo de 10 minutos constantes de estudio y cuando lo distraes, en automático tienen que pasar otros 10 para que vuelva a ese estado.

Es por eso que tienes que desconectarte por completo de todo: redes sociales, televisión, computadora. Está comprobado que quien estudia con este tipo de distracciones suele tardarse cuatro veces más que alguien que lo hace completamente concentrado.

Si te cuesta mucho trabajo separarte de tu amado celular, hay algunas apps que también te ayudan a este fin: se encargan de bloquear todas las aplicaciones para que no recibas nada, en este link puedes encontrar las apps que todo estudiante debe tener. 

3. Poco a poco es mucho mejor que de un “jalón”

Y es que son miles, millones de estudiantes que pretenden que su cerebro asimile la información que vio en un mes, dos o en todo un curso en unas horas antes de una prueba y esto es humanamente imposible.

La sugerencia para estudiar para un examen es que lo vayas haciendo poco a poco. Ve dividiendo el contenido en lecciones razonables  estudia una parte cada día y verás que esto dará resultado.

Piénsalo de esta forma: si ya tienes bajo control todo el contenido de la unidad o de lo que tengas que estudiar, un día antes del examen podrás hacer un repaso previo y listo, incluso, podrás salir a dar un paseo antes de ese día tan importante o hacer lo que tú quieras sin sentirte presionado ni ansioso.

4. Nada de hambre, sed o “antojitos”

Antes de comenzar a estudiar para un examen te sugerimos que comas algo ligero (nada pesado porque es seguro que te dará sueño) y tengas a la mano una jarra o un vaso grande con agua, procura evitar cualquier tipo de botana o golosina en el área de estudio, porque esto hará que tu cerebro se concentre mucho más en eso que en el estudio como tal.

Si tienes hambre, tu cerebro y estómago constantemente estarán recordándotelo y te costará trabajo concentrarte. Mejor, agenda descansos para tomar algún alimento entre periodos cortos de estudio como te sugerimos en el primer punto.

4. Despeja tu área de estudio.

Lo más despejado que pueda estar tu área de estudio, ¡mucho mejor! así también se despejará tu mente.
Lo más despejado que pueda estar tu área de estudio, ¡mucho mejor! así también se despejará tu mente.

Una de las mejores técnicas para estudiar para un examen es que trates de despejar lo más que se pueda el espacio de estudio; por ejemplo, si lo vas a hacer en un escritorio, olvídate de tenerlo lleno de libros y libros, cuadernos y miles de notas separadas porque esto, lo único que provoca es un sentimiento de saturación que no te va a permitir avanzar como tú lo deseas.

Es por eso que ya te sugerimos en este artículo algunas técnicas de estudio que te puede ser muy útiles. 

Lo ideal es que únicamente tengas a la mano lo indispensable como: tus mapas mentales, algunas hojas de resumen, a lo mejor 1 ó 2 libros subrayados y eso es todo, así te sentirás mucho más despejado y lo único que harás es ir recordando todo lo que ya fuiste repasando previamente.

5. Estudia en un lugar donde te sientas cómodo

También leías anteriormente del lugar de estudio, éste debe ser un lugar en el que te sientas cómodo, trata de que no esté desordenado porque no te permitirá concentrarte, también que tenga una temperatura adecuada (ni muy frío ni muy caliente) y si se puede, que la iluminación que tenga sea natural, ya que la artificial tiende (a la larga) a cansar la vista.

Trata de no estudiar recostado porque esto, puede hacerte jugar una mala pasada y cuando menos lo esperes ¡PUM! te quedas dormido y adiós a tu sesión de estudio, tampoco utilices café, pastillas para evitar el sueño o bebidas energizantes, porque esto, lejos de despertarte, lo único que hará es que tu cuerpo esté ansioso y excitado, de nada servirá, lo preferible es estar tranquilo y relajado para entender mucho mejor la información.

6. ¿Estudiar una noche antes? ¡Jamás!

Evita que te pase esto, entre más anticipación ¡mucho mejor!
Evita que te pase esto, entre más anticipación ¡mucho mejor!

Ya lo leías al principio, es humanamente imposible que hagas entrar toda la información una noche antes de un examen. Hay muchos estudiantes que pretenden estudiar toda la noche, no dormir e irse “en vivo” a la prueba, si haces esto te garantizamos que no tendrás una buena nota de calificación

¿Sabes por qué? porque el cerebro (como cualquier otra parte del cuerpo) necesita descansar y después de toda la información que intentaste meter, ¿crees que lo va a asimilar como por arte de magia?

De hecho, muchos expertos en técnicas para estudiar para un examen sugieren que un día antes del examen no se estudie mucho, puesto que esta situación produce mucha ansiedad y nerviosismo.

Lo mejor es que estudies durante varios días previos, tengas bien reforzados los conocimientos y un día antes del examen realices cualquier otra actividad que te produzca placer para que así te puedas liberar de toda la carga de estrés y te encuentres relajado, una noche antes, trata de dormir bien para que así estés descansado ese día tan importante.

¡Ya sabes cómo estudiar para un examen!

¿Ya viste que sí son muy simples todas estas técnicas para estudiar para un examen? Pero como te decíamos, ninguna de ellas es mágica, todo dependerá del esfuerzo y empeño que le pongas a estas actividades.

Pero lo que sí te garantizamos es que si sigues todas éstas al pie de la letra, podrás tener un resultado del que te sentirás súper orgulloso, ¡tú puedes!

Ahora lee sobre:

Tu CV para prácticas profesionales, ¿Qué debes incluir? El enfrentarte con el mundo “real” es un paso muy fuerte para cualquier persona que únicamente está acostumbrada al ambiente escolar, es por eso que deben estar bien “armados” para...
Además de licenciaturas, ¡también puedes estudiar cursos en línea! La forma perfecta de complementar tu educación de licenciatura es a través de los cursos en línea, ¿sabes por qué? porque estos se encargan de fortalecer algunas habilidades especí...
Formas de titulación UNAM ¿Estás estudiando en la máxima casa de estudios del país y todavía no sabes cómo titularte? Pues a continuación te vas a enterar de cuáles son las formas de titulación UNAM para qu...
Consejos para estudiar para el Exani II Entrar a la universidad es algo que llena de emoción y un poco de nervios a cualquiera y más cuando se va a presentar un examen de admisión como el Exani II, y es que ésta es una d...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *