¿Cómo trabajar en equipo?

Ya sea en la escuela o en el trabajo, seguramente has trabajado en equipo. Para algunas personas esto puede ser bastante agradable, mientras que para otros puede significar pasar un mal rato. De cualquier modo, es innegable que en ocasiones deberás colaborar con otros compañeros al momento de hacer alguna tarea. Si eres de las personas que se preguntan cómo trabajar en equipo, ya sea porque no te agrada o por algún otro motivo, no te pierdas esta entrada, aquí encontrarás todo lo que necesitas para trabajar en equipo.

Comunicación

La comunicación es la clave de buena parte de trabajar en equipo. Es necesario que los miembros del grupo sepan o aprendan a escuchar, a preguntar y, en general, a comunicarse. De esta manera, las ideas se transmiten, se discuten y se enriquecen. Además, es la forma más efectiva de resolver conflictos antes de que puedan escalar.

Para que el trabajo en equipo tenga el efecto deseado, la libre expresión es clave; si los participantes no pueden expresar sus ideas ni debatirlas, el ejercicio será más complicado. Por otra parte, trabajar en equipo es una constante negociación y ésta solamente se puede dar a través del diálogo. En este sentido, lo primero que se debe fomentar es la comunicación entre los miembros del equipo para agilizar la transmisión de ideas y la ponerlas en práctica.

Liderazgo

Todo equipo de trabajo necesita un líder, que no es lo mismo que un jefe. El líder trabaja a la par del resto, pero ayuda en la toma de decisiones, la distribución de tareas y la conjunción del trabajo colaborativo. Asimismo, soluciona problemas que puedan surgir, ayuda a motivar al grupo y a establecer objetivos comunes. 

El líder nunca se deslinda de las tareas, sino que se involucra con más intensidad por sus misma habilidad de liderazgo. Si tú tienes estas habilidades, da un paso adelante y toma la batuta del equipo; tendrás una gran responsabilidad pero si sabes hacerlo, harás que todos los esfuerzos sumen y el producto del trabajo en equipo sea satisfactorio para todos. Y recuerda que es más importante el conjunto que el individuo, así que piensa más en el “nosotros” que en el “yo”, como lo hacen los buenos líderes.

Distribución de tareas

El objetivo del trabajo en equipo es hacer diversas tareas conjuntas de manera eficiente. En este sentido, es necesario distribuir las responsabilidades entre el colectivo para que se puedan llevar a cabo.  No satures de trabajo a ningún miembro del equipo, ni siquiera a ti. Eso sí, ten en cuenta la diversidad que hay en el grupo al momento de repartir los deberes.

Confianza y responsabilidad

Otra cosa que es importante al repartir responsabilidades es la confianza. Trabajar en equipo requiere de mucha confianza en el otro y, evidentemente, que esa persona se responsabilice de sus tareas. Esto, naturalmente, va relacionado con el liderazgo; si te cuesta confiar en tu equipo y delegar las responsabilidades, estás pensando como individuo y no en el colectivo. En consecuencia, el trabajo, en lugar de realizarse de manera eficiente, se irá retrasando.

Si, por otra parte, han confiado en ti para hacer tal o cual tarea, procura realizarla de la mejor manera y en los tiempos establecidos; si tienes problemas para hacerla o no te sientes completamente capacitado, pide ayuda y de este modo podrás finalizarla. Recuerda que el conjunto de esfuerzos hará que se obtengan resultados satisfactorios.

Aprovecha la diversidad

Cada cabeza es un mundo, lo que implica que en un equipo hay una gran diversidad de formas de pensar, trabajar y actuar. Esto quiere decir que cada uno de los miembros puede tener enfoques diferentes al enfrentarse a un problema o una tarea. Aprovecha esto para trabajar de manera eficiente y enriquecedora, identifica quién puede resolver de la mejor manera alguna situación, dialoga con todos y de esta manera descubrirás que la diversidad suma al momento de trabajar en conjunto.

Decisiones conjuntas

Todo lo que se ha mencionado arriba sirve de poco si no se toma en cuenta la palabra de los miembros del equipo. Considerar la opinión de todos para tomar decisiones es clave en el trabajo en equipo por varias razones. En primer lugar indica que hay una buena comunicación entre partes, por lo que se pueden discutir las acciones a tomar. Asimismo, es una forma de involucrar a todos como un verdadero grupo de trabajo y generar un sentido de pertenencia, donde cada uno importa y aporta. Además, al considerar todas las opiniones, se genera una sensación de horizontalidad en el equipo que fomenta la convivencia y potencia el diálogo.

Celebrar los logros

Es necesario reconocer los progresos individuales y colectivos por igual, pues significa que todos los miembros colaboran de manera satisfactoria y el trabajo en equipo rinde frutos. Celebrar es necesario porque cohesiona a los miembros, otorga una recompensa  y aligera la tensión que el trabajo produce por naturaleza. Felicita a tus colegas por sus avances, verás que esto ayuda mucho al momento de trabajar.

Ahora que conoces algunos aspectos importantes para trabajar mejor en equipo, aplícalos. Verás que poco a poco se vuelve una tarea más sencilla y los resultados tendrán una mejor calidad. 

Si te ha gustado este artículo, compártelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *