Cursos y Actividades Extracurriculares

¿Quieres estudiar idiomas en línea?

Babbel ofrece cursos para aprender más de 14 idiomas online.

  • Cursos desde $150 MXN al mes
  • Aprende un nuevo idioma en menos de 1 año
Promoción  

Porque no todo el conocimiento útil para tu formación profesional y personal se encuentra en los programas académicos, esta vez hablaremos sobre las actividades extracurriculares. Ya que esta opción de aprendizaje es el complemento perfecto de tu educación universitaria, porque en ellos podrás profundizar en temas de tu interés o descubrir y desarrollar algún talento que desconocías poseer.

Continua leyendo y entérate de las bondades que conlleva dedicarle más tiempo a algo que te apasiona o te interesa perfeccionar.

Actividades extracurriculares para universitarios

Por actividades extracurriculares se entienden todas aquellas que están fuera de los programas educativos oficiales; es decir, son todas las actividades, clases o cursos que un alumno toma pero que al final no sumarán a su promedio académico.

Sin embargo, el hecho que no impacten en el promedio escolar, no significa que no sean importantes. Por el contrario son actividades que aportan un gran valor a la vida tanto personal como académica de un estudiante.

Actividades extracurriculares y rendimiento académico

Efectivamente, si bien las actividades extracurriculares no cuentan para el promedio final de un alumno, lo cierto es que sí impactan positivamente en el desempeño académico de un estudiantes y en su desarrollo personal.

Algunos de los beneficios de participar en actividades extracurriculares son, por ejemplo:

  • Mejora el desempeño académico. Ya sea porque las actividades realizadas refuerzan las materias escolares o por que al tratarse de una actividad completamente distinta el alumno tiene tiempo de despejar su mente y estar más fresco.
  • Descubrir talentos. Al experimentar actividades diferentes a las cotidianas, un alumno puede percibir alguna habilidad que no sabía o no creía poseer.
  • Aumento de la autoestima. Cuando un estudiante se da cuenta que tienen la capacidad de solventar varias actividades y esas actividades, además, le están aportando satisfacción y logros, la confianza en sí mismo crece considerablemente.
  • Desarrollar habilidades sociales. Interactuar en contextos diversos permite a un estudiante potenciar su habilidades sociales, conocer más personas y hacer nuevos amigos.
  • Son divertidas. Simple y sencillamente es una forma agradable y productiva de pasar el tiempo.

No obstante, también hay que tener en cuenta que los beneficios antes mencionados se logran haciendo una combinación adecuada entre las actividades académicas oficiales y las actividades extracurriculares. Porque en caso de existir una sobrecarga de actividades, un alumno, por el contrario, podría disminuir su rendimiento.

¿Qué actividades extracurriculares puedo hacer? La cultura es una opción

Dentro de las actividades extracurriculares más conocidas podemos señalar las siguientes que se relacionan con el arte y la cultura.

  • Formar parte de grupos artísticos
  • Participar en equipos deportivos
  • Ser parte de equipos académicos, como de matemáticas o química.
  • Tomar cursos extra académicos: informática, física, lectura.
  • Hacer voluntariados.
  • Pertenecer a sociedades de estudiantes.

Las opciones son variadas. Algunas de ellas las puedes encontrar dentro de tu misma universidad y otras fuera de ella. A continuación, abundaremos sobre dos de estas actividades que son, quizá, las más socorridas por los estudiantes: los cursos extra académicos y las actividades culturales o artísticas.

Los cursos siempre ayudan a especializarte

Cursos para universitarios
Cursos para universitarios

 

Hay algunas asignaturas que por su naturaleza te gustaría que duraran un poco más; sin embargo, los ciclos suelen ser cortos y los contenidos se deben de ver a una velocidad intensa. Si esto te ha pasado, entonces, la oportunidad de profundizar en esos temas, que verdaderamente llaman mucho tu atención, son los cursos extra académicos.

Los cursos siempre se diseñan con el objetivo de desarrollar alguna habilidad en la persona que los toma. Por lo cual, si a ti, por ejemplo, te gusta mucho la programación puedes tomar un curso de programación aplicada en un campo específico de tu interés. Lo cual, además de ayudarte a repasar lo visto en tus clases, te permitirá poner en práctica todo lo aprendido, logrando así desarrollar más tus habilidades. Inclusive, en algunos casos, puedes aprender cosas más avanzadas de las que comúnmente vez en tus clases.

Por otro lado, si lo que buscas es salir un poco de la rutina de tus asignaturas habituales, puedes buscar un curso de algo que no esté necesariamente relacionado con tu carrera; pero que finalmente te aportará otros conocimientos y habilidades que tal vez, más adelante, encuentres la forma de incluirlas en tu profesión.

En todo caso,  para conocer la oferta de cursos extra académicos de tu universidad  debes acudir al departamento de educación continua; aunque también existe la posibilidad de buscar cursos en otras universidades o instituciones educativas. Lo que siempre debes tener en mente es que será una gran inversión de tiempo y dinero. ¡No te arrepentirás!

Aprovecha todos tu talentos con las actividades culturales

Así es, como ya lo habías pensado: no todo el conocimiento está en el salón de clases. Afortunadamente, existen otros medios por los cuales aprender es posible, por ejemplo, las actividades culturales. Estas actividades consisten en talleres de oratoria, apreciación cinematográfica, canto, baile, dibujo, clubes de ajedrez, etc. La oferta es amplia y para todos los gustos e intereses.

Estas actividades son una excelente forma para identificar habilidades que quizá pensabas que no tenías o para desarrollar aquellas de las que siempre has disfrutado, pero que quizá no habías tenido la oportunidad de practicar más en forma. De igual manera, son una magnífico espacio para conocer otras personas con tus mismos intereses y vivir experiencias inolvidables.

Además, no sólo son actividades recreativas, sino que por sí mismas aportan a la formación de un individuo, tanto en el plano personal como profesional. En el plano personal porque posibilitan el conocimiento del pensamiento y sensibilidad de otros tiempos y culturas, fomentando con ello la empatía. En el plano profesional porque muchas de las disciplinas que se practican en estas actividades, permiten desarrollar habilidades útiles para otros campos. Por ejemplo, el ajedrez ayuda a desarrollar la destreza estratégica para crear y coordinar una empresa; el dibujo potencia la capacidad de observación y diseño, muy útil en la arquitectura y la ingeniería.

Por su parte, estas actividades las puedes encontrar en el departamento de extensión cultural u oficina de arte y cultura de tu universidad o en los de otras universidades, al igual que en casas de cultura o academias particulares de tu comunidad. Te recomendamos ampliamente ubicar la oferta de actividades culturales de tu localidad y participar en ella. ¡Será una magnífica experiencia!

Recibe una formación multidisciplinaria

Como puedes ver, tanto los cursos como las actividades culturales siempre ayudarán a que salgas mejor preparado de la universidad, además de proveerte un momento de agradable esparcimiento. No dudes en dedicarles algo de tiempo. ¡Valdrá la pena!

Si te ha gustado este artículo, compártelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *