¿Trabajar en gobierno o empresas privadas?

Al momento de buscar empleo, normalmente se presentan dos grandes opciones:trabajar en gobierno o empresa. Cada uno tiene sus ventajas y desventajas que debes considerar para tomar la decisión que más te convenga según tus intereses y necesidades del momento y a futuro.

Si te encuentras en el dilema ¿trabajar en gobierno o en empresa? ¿Dónde conviene más?, quédate en esta entrada, pues te ayudaremos a que elijas de la mejor manera posible.

Maestría en Políticas Públicas

Ventajas de trabajar en gobierno

 

Estabilidad laboral

Por lo regular, la estabilidad laboral es uno de los grandes atractivos de trabajar en el sector público. Salvo que haya recortes, puedes durar bastante tiempo en tu posición dentro de la institución. Deberás considerar, por supuesto, que existe personal de confianza y de base; estos últimos ya tienen un lugar asegurado, están afiliados al sindicato que les corresponde y cuentan con un puesto fijo hasta que se jubilen o decidan renunciar. En este sentido, es probable que después de unos años trabajando como personal de confianza puedas conseguir tu plaza.

Horario

Esta es una gran ventaja, pues se respetan por completo los horarios de entrada y salida, salvo casos muy excepcionales. Sobre este punto también hay que considerar que estos pueden variar en cuanto al turno en el que te pueda tocar trabajar, sobre todo en sectores como educación o salud. En ocasiones, la jornada laboral puede ser más corta que en el sector privado.

Prestaciones laborales

En primer lugar está la forma de contratación, ya que se realiza directamente con la institución pública para la que vayas a trabajar. Esto implica que no hay intermediarios como empresas de outsourcing  o similares, así que la estabilidad laboral es mayor.

Por otra parte se encuentran las prestaciones, ya que tienes derecho a seguro médico, aguinaldo, vacaciones, permisos de maternidad y, en general, todas las de ley. Además, los días feriados oficiales no se laboran.

Facilidad para ciertas carreras

Trabajar en el sector público tiene ventajas para diversas carreras. Por ejemplo, los médicos pueden conseguir empleo en los hospitales y clínicas de dependencias como el IMSS, ISSSTE o Secretaría de Salud. Por otra parte, los egresados de carreras de humanidades pueden colocarse en las secretarías de cultura, museos, teatros, etc. Para trabajar en secretarías normalmente necesitan gente especializada en administración, contaduría o economía, por mencionar algunas. Los ingenieros civiles y arquitectos, por su parte, se pueden colocar en dependencias destinadas a obras públicas como carreteras.

Desventajas de trabajar en sector público

Dificultad de ascenso

Cuando entras a trabajar al sector público, es posible que te muevan de puesto en la misma área a la que entraste; sin embargo, buscar un ascenso se vuelve complicado, ya que los puestos son fijos y no hay mucha rotación de personal. Recuerda que muchos trabajadores ya tienen su plaza asegurada. Conforme se jubilan algunos, puede haber oportunidades de crecimiento, pero son reducidas.

Salario

Esta parte es compleja, pues tiene bastantes matices y depende de diversos factores como escolaridad, puesto, si quien trabaja es de confianza o de base, etc. Se trata de un ingreso fijo mayor al salario mínimo, variable según el cargo, que solamente tendrá los ajustes anuales que se realizan por ley, pero poco más. Como las instituciones gubernamentales trabajan con presupuestos establecidos, es complicado solicitar un aumento.

El cambio al sector privado puede ser complicado

Este punto es muy importante, ya que deberás tomarlo en cuenta si quieres pasar a la iniciativa privada tras haber laborado en gobierno. Desafortunadamente, existen prejuicios sobre los empleados que han trabajado en sector público, pues se piensa que son ineficientes. Para evitar este sesgo, recuerda que las empresas privadas se enfocan en resultados.

Ventajas de trabajar en sector privado

 

Salario

El tema de salarios en el sector privado es bastante delicado, pues varía mucho dependiendo de la empresa, tu preparación y diversos factores. En teoría son más altos que en las dependencias de gobierno y puede haber diversos bonos de puntualidad, productividad, comisiones, etc. Además de lo anterior, es más factible que puedas conseguir un aumento por tu desempeño.

Ascensos

Ascender en una empresa privada es mucho más fácil que en el sector público. Esto se debe a la mayor posibilidad de movilidad entre puestos y empresas, lo que permite que puedas ocupar cargos de mayor responsabilidad y, evidentemente, mejor paga. Para lograr esto, también debes prepararte con diplomados y cursos variados para aumentar o mejorar tus habilidades. Algunas empresas incluso te ayudan con el costo de estos estudios.

Experiencia profesional

Una de las ventajas de laborar en la iniciativa privada es la experiencia laboral, que normalmente va más apegada a la carrera que estudiaste. Puedes desarrollar nuevas habilidades constantemente y esto te permitirá tener un CV más completo y atractivo para futuros empleos.

Prestaciones laborales

Esta parte no varía mucho en ambas, sin importar si decides trabajar en gobierno o en empresa. Por ley, todas las compañías deben otorgar  prestaciones básicas como seguridad social, vacaciones, aguinaldo, fondo de retiro, etc. Algunas compañías tienen una oferta superior que puede incluir cosas como seguro de gastos médicos mayores, descuentos en establecimientos, acceso a gimnasio, seguro de auto o similares. usualmente son un incentivo para atraer a los candidatos.

Desventajas de laborar en empresas privadas

Horario

Si bien todas las jornadas laborales tienen por ley una duración de 8 horas, a veces las empresas privadas pueden pedirte que hagas algunas horas extras para terminar el trabajo o cosas similares. Esas horas extra, por supuesto, deben ser pagadas conforme lo establece la ley. En este sentido, la hora de entrada se cumple siempre, pero algunas veces deberás quedarte después de la hora de salida.

Esquemas de contratación

Esta cuestión es muy importante, pues de ella dependen otras cosas. Lo ideal es que la empresa te contrate de manera directa, sin intermediarios. Esto implica que debes tener garantizadas todas las prestaciones de ley como seguridad social, aguinaldo, vacaciones, etc.

En otros esquemas como el trabajo por honorarios, si no existe un contrato de subordinación, no tienes derecho a estas últimas y ahí radica la desventaja de este tipo de relación laboral.

Otra forma de contratación que va en detrimento del trabajador es el esquema de subcontratación, mejor conocido como outsourcing. Algunas empresas recurren a  éste para reducir costos, lo que implica salarios bajos, menores prestaciones, etc.

Búsqueda de empleo

Si deseas buscar empleo en una empresa privada, te recomendamos auxiliarte de bolsas de trabajo como Computrabajo, OCC o Indeed, por mencionar algunas. Por otra parte, si deseas buscar en el sector público, te recomendamos dar click en este enlace al SNE. ¿Qué esperas para preparar tu CV? Seguramente eres el candidato perfecto para algún puesto en el gobierno o en el sector privado.

 

Ahora que conoces pros y contras de cada una, será más fácil para ti tomar la decisión  entre trabajar en gobierno o en empresa. Elige la que más te convenga para tu estilo de vida y planes a futuro. Como puedes ver, cada una tiene sus ventajas y puntos débiles, pero ambas pueden ser buenas dependiendo de lo que busques en un empleo.

 

Si te ha gustado este artículo, compártelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *