Ejemplo de proyecto de vida de un estudiante

Un ejemplo de  proyecto de vida de un estudiante es una herramienta muy importante de cara al futuro. En él, un estudiante realiza un ejercicio de introspección para conocerse y saber qué quiere conseguir con el paso de los años.

Plantearse un proyecto de vida no es tarea sencilla, pues influyen muchos factores externos como la familia, los amigos e incluso la pareja sentimental. Además, a veces puede ser complejo pensar en el futuro y en lo que uno espera realizar a corto, mediano y largo plazo.

Pero no te agobies, quédate en este post; aquí te daremos algún ejemplo de proyecto de vida de estudiante para que realices el tuyo.

Partes que conforman el proyecto de vida

Redactar un proyecto de vida efectivo requiere de un esquema que te permita hacer una introspección de tus fortalezas, debilidades, deseos y expectativas. Por lo general, sus puntos siguen el siguiente orden:

  • ¿Quién soy?
  • Experiencias
  • Visualización
  • Fusión
  • Proyecto de vida
  • Acciones

Mientras te explicamos cómo funciona, te iremos dando algunos ejemplos breves.

¿Quién soy?

Esta parte es muy importante, pues es donde te exploras a ti mismo en varios sentidos. Una parte es autobiográfica, así que cuentas cuántos años tienes, de dónde eres, tus características principales etc. A continuación, vale la pena hablar de tus fortalezas y debilidades como un ejercicio de auto conocimiento. Recuerda que el proyecto de vida requiere de mucha sinceridad con uno mismo.

Ejemplo:

Soy Alfonso, tengo 16 años y soy de la Ciudad de México. Estudio la prepa y disfruto mucho leer, hacer deporte y ver series en Internet. Me gusta ser solidario con mis amigos y también creo que soy muy respetuoso. A pesar de esto, a veces soy tímido, me desespero facilmente, no me gustan las matemáticas y a veces soy desorganizado e incumplido; creo que son cosas que puedo mejorar en mi vida.

Experiencias

¿Dónde has estudiado? ¿Qué actividades has realizado? ¿Qué de todo eso te ha gustado hacer? ¿Has trabajado?

Todas tus experiencias vitales te han marcado de alguna forma, así que todo suma para saber quién eres y  qué quieres. Siempre es bueno tener presente lo que has vivido, así que escribirlo es un buen ejercicio de memoria; al recordar, te das cuenta qué te hace feliz, lo que no te grada tanto e incluso qué te gustaría hacer.

Puedes escribir algo como:

En los últimos veranos me he puesto a trabajar en lo que encuentre, son experiencias buenas y además junto un poco de dinero para ir al cine o salir con los amigos. También he tomado clases de pintura y redacción, en la escuela, las disfruté mucho. He tenido que asistir a clases extras de física para poder pasar mis exámenes, pues no me gusta la materia y además se me dificulta, pero me esfuerzo para acreditarla. Creo que lo que más me ha gustado han sido mis clases de Historia, incluso creo que soy bueno para eso.

Visualización

¿Alguna vez te has preguntado cómo te ves de aquí a 5, 10 o 20 años?

Esta parte es muy importante porque involucra decisiones de gran peso. Pero no te agobies, plasmarlo te ayudará a pensar mejor qué quieres hacer a futuro, esto implica cosas como la carrera que vas a estudiar, dónde quieres trabajar, si deseas comprar un auto o una casa en algún momento, etc. Otras cosas que puedes poner aquí son: dónde quieres vivir, qué deportes te gustaría practicar, qué esperas de tu vida sentimental, por mencionar algunos. Ten en cuenta que, si en el camino no te gradan, puedes cambiarlas.

Ejemplo:

Creo que en un futuro cercano me gustaría estar estudiando la carrera en la mejor universidad del país. Al mismo tiempo quisiera jugar fútbol en un equipo con mis amigos. También quiero viajar a Europa

En un futuro a mediano-largo plazo me gustaría estar titulado y estudiar una maestría; quisiera trabajar y poder hacer viajes de fin de semana con mis amigos o mi pareja.

Fusión

Aquí lo que debes hacer es mezclar tus fortalezas y oportunidades de crecimiento  con tus expectativas de vida. En otras palabras, esta sección sirve para que puedas comenzar a delinear tu proyecto de vida y las acciones. Plasmas que sabes que eres bueno en algo y te llama la atención dedicarte a eso, lo que debes hacer para lograrlo y empiezas a visualizarlo en tu futuro.

Sé que soy bueno en Historia, así que es factible que pueda estudiar la carrera; eso sí, debo organizarme mejor y tener mucha paciencia. Con mis amigos nos divertimos mucho jugando fut, así que posiblemente los pueda convencer para hacer el equipo y jugar en alguna liga de aficionados. Me gusta trabajar, así que puedo ahorrar para hacer ese viaje que tanto deseo.

Si por alguna razón no has decidido qué estudiar o tienes problemas para decidirlo, puedes tomar este test de aptitudes e intereses para descubrirlo.

Proyecto de vida

Este apartado es la suma de todo, donde dices qué quieres hacer, cuándo va a suceder o cuánto tiempo tardarás en conseguirlo. Parece más una cronología de tu futuro en la que dices cuándo quieres hacer o conseguir cada cosa. Puedes plantearlo como:

De aquí a 5 años quiero estudiar la licenciatura en Historia. Para ese tiempo debo estar en el tercer ño de la carrera. Espero en ese tiempo poder convencer a mis amigos para armar el equipo y jugar cada fin de semana. También quiero conseguir un trabajo que no me quite mucho tiempo y ahorrar todo lo posible para, al final de ese quinto año, poder ir de intercambio a Europa.

Acciones

Ya que sabes qué quieres hacer y cuándo quieres lograrlo, es hora de pasar a la acción, al menos en el papel. En otras palabras, esta última sección es donde planeas cómo hacer lo que toca para lograr tu objetivos. Vale la pena empezar de a poco, con pequeñas acciones que te lleven paso a paso a lograr tus objetivos. Procura que sean actos que estén en la medida de tus posibilidades para que sí avances y no te frustres por no haber podido. Recuerda también que esto es una guía y no pasa nada si no se cumple de la manera que esperas; lo importante es que sigas avanzando en tu plan de vida y no te dejes caer nunca.

Puedes hacer una lista tipo:

  1. Terminar la prepa
  2. Ser aceptado en la licenciatura en Historia
  3. Aprender a ser más organizado
  4. Trabajar en mis ratos libres
  5. Conseguir una beca de movilidad
  6. Organizar el equipo de fútbol
  7. Sacar mi pasaporte
  8. Hacer cuentas y comprar mi boleto de avión

Ahora que conoces ejemplos de proyecto de vida de un estudiante , da el primer paso y comienza a informarte sobre la carrera o universidad de tu interés aquí.

Si te ha gustado este artículo, compártelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *